ACOMPAÑAMIENTO PARA EMBARAZADAS

Te ofrezco un espacio para vos y tu pareja de seguridad, disfrute y preparación conciente para el momento del nacimiento del bebé.
Para conocer tu cuerpo y acompañar los cambios físicos y emocionales que irán sucediéndose durante la gestación podes solicitar clases de Eutonía para embarazadas. En ellas trabajamos con el método de Frida Kaplan, cuyos
claros objetivos son favorecer:

El Contacto con uno mismo.
El Contacto con la pareja.
El Contacto de ambos con el bebé.
La conciencia vivencial del espacio por donde pasará el bebé para nacer.
La presencia del padre.
Aliviar zonas de dolor propias del embarazo.
Elevar el umbral del dolor.
Incorporar la emisión del sonido de la «O» que facilita la modificación del tono psíquico-físico.
Aprender la dirección del pujo a través de la prolongación del coxis.
Y también podes recibir una sesión de masaje para embarazadas.

En los primeros meses podremos realizarlo en decúbito ventral (boca abajo) para en los últimos momentos de la gestación realizarlo sobre los laterales .
En una camilla muy confortable, con todas las almohadas necesarias para disfrutar de este encuentro inigualable entre vos y tu bebé.
Al recibir un masaje las glándulas de nuestro cuerpo liberan al torrente sanguíneo hormonas del grupo las endorfinas, son péptidos opioides endógenos que funcionan como neurotransmisores. Son producidas por la
glándula pituitaria y el hipotálamo son similares a los opiáceos en su efecto analgésico y de sensación de bienestar.
Son opiáceos naturales del organismo que puede ser hasta 20 veces más potentes que los medicamentos contra el dolor que se venden en las farmacias. Llamada popularmente, ‘la hormona de la felicidad’,
Las endorfinas tienen un rol importante en la recuperación y funciones esenciales para la salud:

Promueven la calma
Crean un estado de bienestar
Mejoran el humor
Reducen el dolor
Retrasan el proceso de envejecimiento
Potencian las funciones del sistema inmunitario
Reducen la presión sanguínea
El bienestar físico-emocional que vive la mamá, tal como el alimento, llega rápidamente al bebé. Por lo cual en la sesión de masajes ¡el placer es vivido doblemente!
Es una forma de ir transmitiendo al nuevo ser que viene a esta Tierra tan convulsionada, vivencias placenteras de amor y tranquilidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.